24 de enero de 2012

Vestir y Buen Gusto


Hola amigas,

Hace días leía esto que les comparto acerca del buen gusto al vestir y recordé muchos consejos que mi mamá me daba cuando era niña y adolescente. Creo que sirvieron, porque al leer estos consejos confirmé como siempre que "mamá tenía razón".

Les comparto en resumen el artículo, esperando les sea de utilidad también a ustedes. Y recuerden, no se trata de complacer a nadie, todas somos únicas y originales, pero también todas podemos hacer algo para mejorar nuestro gusto al vestir y al comprar para sacar lo mejor de nosotras mismas.

Resumía el artículo...



Ser divertida y de buen gusto al vestir NO tiene nada que ver con:

- Seguir todas las "tendencias" de la moda

- Mostrar la marca de tu ropa

- Decirle a todos lo que te costó una prenda (cara o económica, no importa)

- Vestir súper apretada

- Vestir ropa que va de acuerdo a tu edad

- Mostrar demasiada piel...¡Ojo con los escotes latinas!

- Proyectar sexualidad y no sensualidad -¡Hay gran diferencia!



Tener buen gusto es...

- Elegir prendas de las tendencias que ofrece la moda y adaptarlas a TU personalidad

- Ser discreta con las marcas. Que diga la marca al frente no te hace más "chic"

- Pasar el tip de una prenda si te preguntan está bien... contarle a todos que pagaste una fortuna, sin que nadie te pregunte está de más.

- Vestir ropa de adolescente o de abuelita si no eres ninguno de los dos no es un problema si eliges una prenda que favorezca tu cuerpo y estilo. La clave: la ropa de adolescente pasa por "prenda para el cotidiano" -es decir, esta es la ropa que deberías vestir para estar en casa-, y la ropa "de abuelita" pasa por "Vintage", o sea, esta es la ropa con la que puedes recrear tu propio estilo.

- Ser discreta con los escotes que muestran el busto y con el largo de la falda es considerado de buen gusto en TODOS los estratos, países y círculos. Si eres mamá, señora, o profesional sé más cuidadosa de tu imagen. La frase común COMO TE VES TE TRATAN aplica en nuestros días. Una mujer de 50 años, con un cuerpo regular, no ejercitado y en minifalda proyecta una imagen tan equivocada que los efectos pueden llegar a ser tan negativos como disminuir su capacidad social.

- Ser sexy no tiene nada de malo, pero tiene su momento y lugar. Ser sensual no es ser sexy demostrándolo en vivo con ropa o actitudes. Ser sensual es proyectar seguridad a pesar de lo que vistas. Es hacer sentir a los demás que eres feliz con tus logros y que vas por más... ser sensual está en tu actitud de seguridad, en la forma como te proyectas hacia el mundo.

Tu vida es una pasarela. Como te estás viendo ahora esa es tu proyección... tú decides si seguir así o mejorar. Así que no esperes, medita estos puntos,  paráte frente a tu guardarropa y no pienses "¿cómo podrían estas prendas mejorar mi vida?" sino ¿cómo podría yo mejorar mi propia imagen?  Después de todo... ¡Nosotras somos quienes le damos vida al buen gusto!


 ¡Modela por tu pasarela!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada